No me saques sin motivo ni me guardes sin honor.

Esa frase (o algo parecido) estaba escrita, según mi padre, en el sable de mi bisabuelo. Tal parece que le tocó vivir en tiempos violentos.

La frase indica que hay cosas que deben ponerse sobre la mesa para usarse y no por meros motivos simbólicos. Es posible que el autor de este espacio haya sucumbido a dicha tentación. Ya ha transcurrido casi un año y medio desde que cree este blog y, bien por negligencia o por no tener mucho que decir, lo he descuidado y no he aumentado su contenido.

Pero la necesidad me ha hecho volver y creo que ahora tengo más motivos para alimentar este espacio. Espero no volver a “guardarlo sin honor”.

Advertisements

Bienvenidos

¡Hola! He creado este espacio con el fin de compartir algunas ideas y contenido digital (principalmente artículos, bases de datos o scripts… no esperen cosas interesantes como imágenes o videos comprometedores) relacionados con mi ejercicio profesional y académico.

Recientemente, es posible que se cuele en un libro sobre finanzas públicas locales un artículo que elaboré sobre las consecuencias de la reforma a la Ley de Coordinación Fiscal de 2007 sobre la distribución de las participaciones federales por entidad federativa. Tengo la intención de colocar en este espacio las hojas de cálculo y los scripts que usé para escribir tal colaboración.

Sus comentarios, dudas y solicitudes son bienvenidos.

P.S. Y si no puedo darles respuesta,

Deal with it

Ni modos…